El futuro del fotoperiodismo: Los NFTs

El futuro del fotoperiodismo: Los NFTs. 
Imagen www.datacryptonft.com

El futuro de la creación de contenidos para los medios de comunicación podría ser cada vez más brillante para los creadores y más oscuro para los mercados de fotografía de stock en los que se vende su trabajo. Y todo se debe a la creciente prevalencia de los NFT (tokens no fungibles). Un nuevo informe afirma que el futuro del fotoperiodismo y de los NFT podría estar inextricablemente ligado.

Las plataformas de NFT amenazan con eliminar los sitios de stock que sirven de intermediarios entre los creadores y las cadenas de noticias que utilizan sus contenidos. Los días en los que los fotoperiodistas ganaban centavos por su trabajo podrían terminar pronto.

Para un creador de contenidos freelance en el espacio del fotoperiodismo, el estado actual de la venta de tus imágenes o vídeos no es nada lucrativo. Si una imagen tuya es utilizada, por ejemplo, por la CNN o la NBC, el sitio de stock en el que se eligió tu contenido se embolsa hasta el 85% de esa venta. Las agencias de noticias de ese tipo están dispuestas a pagar hasta 35.000 dólares por los vídeos de un solo evento.

Una plataforma o sitio web de stock, piensa en Getty Images, Alamy y Shutterstock, es una base de datos que guarda varios tipos de contenido multimedia generado por los colaboradores. Allí se puede encontrar desde ilustraciones de dibujos animados hasta vídeos de la invasión rusa de Ucrania.

Las agencias de noticias compran los derechos de licencia para utilizar el contenido multimedia en las áreas que carecen de cobertura. Los sitios de stock actúan como una tercera parte entre el creador del contenido y las agencias en las que éste aparece. Según un informe de 2021 de los inversores de Shutterstock, el creador del contenido se embolsa una media de 0,42 dólares por cada transacción.

Qué es fotoperiodismo: claves para entenderlo - IE Periodismo
Imagen de ieperiodismo.com

Si comparamos estas cifras con lo que cobraría un mercado de NFT, la diferencia es notable. OpenSea, el mayor mercado de NFTs del planeta, sólo cobra el 2,5% de cada venta. SuperRare, por su parte, cobra hasta un 15%. La infraestructura para conectar a los creadores de contenidos con los medios de comunicación aún no existe en un mercado de NFT. Todavía es la palabra clave.

Los tokens digitales no fungibles ofrecen a las empresas el potencial de crear productos que podrían alterar la dinámica de sus respectivas industrias. Debido a la combinación de derechos digitales y especulación en el mercado, los NFT podrían servir especialmente a los fotoperiodistas, según el informe.

Minimizar el papel de los terceros aumentaría la autonomía y el potencial de ingresos del creador. Una categoría de mercado de NFT para fotoperiodistas permitiría a los creadores competir directamente con grandes actores como Getty, que por sí solo gana más de 300 millones de dólares al año. Esta categoría daría a los creadores el poder de fijar los derechos de autor de cada transacción, y los mercados ganarían tasas de transacción muy millonarias. Al prescindir de los terceros, los medios de comunicación podrían eliminar las elevadas tasas de suscripción en las que incurren al tratar con los sitios de stock.

Un NFT Media Vertical tendría que incorporar la nomenclatura de precios, la configuración de la exclusividad y los conductos para conectar directamente con los compradores de los que carecen los sitios de stock. Poner el contenido editorial en una cadena también permitiría a las partes interesadas ver las compras de los medios, leer los términos de la licencia e identificar a los creadores del contenido de forma transparente.

Opensea, el posible futuro del fotoperiodismo gracias a los NFTs.

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email